Elección de Sistemas de Riego
 
Un sistema de riego está constituido por el conjunto organizado de obras y artefactos cuyo funcionamiento, ordenadamente relacionado, permite completar las necesidades de agua de los cultivos, aportando una cantidad extra a la que cae con la lluvia.
 
A la hora de elegir un sistema u otro, deberemos tener en cuenta criterios técnicos y económicos, sin ignorar también factores humanos. De ahí, los numerosos factores que existen, entre los cuales cabe destacar:
 
 
- La topografía del terreno y la forma de la parcela.
- Las características físicas del suelo.
- Tipo de cultivo.
- La disponibilidad de agua.
- Calidad del agua de riego.
- Coste de la instalación.
- Disponibilidad de mano de obra.
- El efecto sobre el medio ambiente.
 
Actualmente son tres los métodos utilizados para aplicar el agua en el suelo: riego por superficie, riego por aspersión y riego localizado. A su vez, dentro de cada uno de ellos existen varios tipos de sistemas o variantes, cuya elección se realizará teniendo en cuenta aspectos más particulares, propios de la zona, el cultivo, costumbres, etc.
 
RIEGO POR SUPERFICIE
 
Es el método más antiguo y continúa siendo el más extendido en el mundo. Especialmente en los últimos años este método de riego ha evolucionado, tanto para lograr una mejor adaptación a las diversas situaciones (topografía, naturaleza de terreno, etc.) como por razones debidas al progreso tecnológico. Sin embargo aún se pueden encontrar numerosas variantes que van desde los procedimientos más primitivos hasta sistemas muy sofisticados, orientados a dominar cada vez más esta delicada técnica.
Este método de riego consiste en utilizar el propio suelo como sistema de distribución dentro de la parcela, llevando el agua desde la zona próxima al lugar de suministro, denominada cabecera de parcela, hasta que alcance el lugar más lejano, denominado cola de parcela, infiltrándose en el suelo a medida que va avanzando a lo largo de éste.
 
RIEGO POR ASPERSIÓN
 
Con este método de riego el agua se aplica al suelo en forma de lluvia utilizando unos dispositivos de emisión, generando un chorro de agua pulverizada en forma de gotas. El agua llega a estos emisores, denominados aspersores, a través de una red de tuberías a una presión determinada, por lo cual es necesario un sistema de bombeo apropiado.
 
RIEGO LOCALIZADO
 
Método consiste en la aplicación de agua sobre la superficie del suelo o bajo éste, utilizando tuberías a presión y emisores, de manera que solo se moja una parte del suelo próxima a la planta.
   

 
 
     
 
Regrese a www.AguaChile.org
Agregue a Favoritos este Documento
Comente este Documento
Imprima este Documento
 
     
 
     
  ...............www.aguamarket.com............www.infoagua.cl.............www.aguachile.org  
 
     
 
Sitio optimizado para una resolución de 1024 x 768 pixeles en navegadores Internet Explorer 5.0 y superior
Queda prohibida la reproducción total o parcial de Aguaperu.org sin autorización. © Aguamarket.com 2000 - 2007
Aguaperu.org es otro proyecto de Aguamarket.com, Productos y Servicios para la Industria del Agua Latinoamericana